Opinión

Américo va adelante en Morena

Aunque todavía no comienzan las campañas electorales del 2021, muchas de las piezas del sistema político estatal se mueven con un objetivo: ganar la gubernatura de Tamaulipas en 2022.

Acción Nacional, que llegó al poder hace 5 años, no quiere ser debut y despedida y, por ese motivo, acelerará la maquinaria para llevarse, primero, las principales presidencias municipales de la entidad y conservar la estratégica mayoría del Congreso del Estado.

Después, ‘Los Vientos del Cambio’ harán todo lo posible por mantenerse en la gubernatura, la que tanto trabajo y esfuerzo les costó alcanzar.

Sin embargo, el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) también mueve sus fichas en el tablero del ajedrez político tamaulipeco.

En esos movimientos, un personaje destaca por encima del resto de los morenistas: el senador Américo Villarreal Anaya.

Al momento, el presidente de la Comisión de Salud del Senado de la República va adelante en la carrera por obtener la candidatura de Morena a la gubernatura de Tamaulipas.

Como en toda competencia interna, existen varios aspirantes por alcanzar la anhelada nominación de la 4T, primer paso en el intento por hacer historia en el Nuevo Santander. De ese grupo, Américo Villarreal Anaya destaca y ocupa el primer lugar en la percepción y los sondeos morenistas.

A su favor juega, sin duda, el hecho de ser el hijo de Américo Villarreal Guerra, el último gobernador tamaulipeco de la época priista libre de acusaciones tras un comportamiento serio, responsable y honesto en el poder.

Ese factor fue fundamental para que Andrés Manuel López Obrador, hoy presidente de México, lo convocara a su proyecto de nación.

En la ruta de la elección de 2022, Américo Villarreal Anaya se alista. En una entrevista que concedió hace unos días al periodista Francisco Cuéllar, el senador morenista expresó y, prácticamente, se destapó:

‘Yo lo veo así, si los tamaulipecos ven que estoy correspondiendo a esa confianza que me dan de estar aquí en el Senado de la República, pues estoy dispuesto a participar’. Y enfatizó: ‘Yo me estoy preparando’.

Pero no solo el senador morenista se prepara para ir por la gubernatura de Tamaulipas. También se prepara todo un grupo que lo respalda para llegar al objetivo. Incluso, algunos son liderazgos de renombre y reconocida influencia en la Cuarta Transformación.

Ese apoyo, brindado desde distintas áreas de Palacio Nacional y del gabinete federal, fortalecen y consolidan el proyecto de Américo Villarreal Anaya en busca de la candidatura de Morena a la gubernatura del estado.

Del resto de los aspirantes a la tan anhelada nominación morenista a gobernador, ¿quién puede estar en condiciones de competir con el senador?…

Es un tampiqueño que también goza de la confianza del presidente de México: Rodolfo González Valderrama, director de Radio, Televisión y Cinematografía (RTC), área adscrita a la Secretaría de Gobernación.

Sin embargo, es muy difícil que desde esa posición, que no es una secretaría ni una subsecretaría, Rodolfo González Valderrama logre brincar hasta la candidatura de Morena a la gubernatura de Tamaulipas.

Basta ver un dato: ¿De dónde salieron los actuales candidatos morenistas a 14 de las 15 gubernaturas que se jugarán en la jornada electoral del 6 de junio? Varios fueron ‘Super-Delegados’ de los programas federales, otros fueron senadores y unos más alcaldes.

El único que saltó de una subsecretaría a una candidatura 4T a gobernador fue David Monreal, en Zacatecas. Pero, se reitera, lo hizo desde una subsecretaría, no desde una dirección general, posición inferior en la estructura del gobierno federal.

Alfonso Durazo también llegó a la nominación de Morena en Sonora desde una posición del gobierno federal, pero el ex colosista era secretario de Seguridad Pública y Protección Ciudadana, es decir, integrante de primer nivel del gabinete de la Cuarta Transformación.

Si Rodolfo González Valderrama quería ser candidato de la 4T a gobernador de Tamaulipas, dejó pasar la gran oportunidad de perfilarse al no registrarse como candidato a diputado federal o diputado local en el proceso electoral 2021.

Por ejemplo, si se hubiera registrado como aspirante a una diputación local por la vía de la representación proporcional, muchos lo hubieran visto como el futuro coordinador del Grupo Parlamentario de Morena en el Congreso del Estado.

No obstante, el director general de RTC dejó pasar la oportunidad electoral y decidió jugar la sucesión al viejo estilo: desde la Ciudad de México. ¿Le alcanzará? Se ve muy difícil… aunque se mueve.

¿Quién más está en posibilidades de competir con el senador Américo Villarreal? Por su estratégica posición, en la que se mantiene a pesar de todo, el coordinador de los programas sociales del gobierno federal en Tamaulipas, José Ramón Gómez Leal.

Cuando parecía que se caía, tras una poderosa ofensiva de sus adversarios, ‘El JR’ se mantuvo en la Super-Delegación. Resistió contra viento y marea.

Sin embargo, su influencia política luce disminuida. Esa es la realidad. ¿Logrará reponerse en los meses que vienen? Todo dependerá de su trabajo y, sobre todo, de su lealtad al proyecto de nación del presidente de México.

Un alcalde podría entrar con fuerza al juego morenista del 2022, pero dependerá, primero, del resultado electoral que logre en 2021: el maderense Adrián Oseguera.

El presidente municipal de la urbe petrolera no quiere distraerse y está metido de lleno en el objetivo de ganar su reelección en la jornada del 6 de junio. Lo demás, dependerá de múltiples circunstancias ajenas a su control.

¿Y Erasmo González Robledo? El diputado federal está haciendo equipo con el senador Américo Villarreal y parece que esa alianza se mantendrá sólida hacia el futuro.

Si Américo llegara a ser gobernador de Tamaulipas en 2022, Erasmo González Robledo, quien opera con inteligencia, se perfilaría para ser senador en 2024.

Hasta el momento, así se encuentra la carrera por la candidatura de Morena a la gubernatura de Tamaulipas.

Por supuesto, ‘Los Vientos del Cambio’ no quieren ser pasajeros, sino que tratarán de mantenerse uno o dos sexenios más, por lo menos, en el gobierno estatal. ¿Lo lograrán? 

ELIZABETH HUMPHREY TRATA DE BLOQUEAR A MIGUEL GÓMEZ ORTA

La señora Elizabeth Humphrey parece una mujer muy distante de la grilla maquiavélica, pero bien sabemos que en política nada es lo que aparenta.

Pues resulta que la esposa de Javier Gil Ortiz estuvo hace unos días en Ciudad Victoria para dialogar con Gustavo Cárdenas, coordinador operativo estatal de Movimiento Ciudadano.

¿El motivo? Doña Elizabeth Humphrey le pidió al experimentado Gustavo Cárdenas que no le diera la candidatura de MC a la alcaldía de Altamira al diputado local panista -y rebelde- Miguel Gómez Orta. ¿Qué tal?

Es un hecho que entre el legislador blanquiazul altamirense y el dirigente estatal del partido naranja han estado platicando de manera muy animada sobre planes y proyectos electorales, pero, por lo visto, la esposa de Javier Gil no quiere que esa posibilidad se concrete.

¿Habrá convencido Elizabeth Humphrey a Gustavo Cárdenas de negarle la candidatura de Movimiento Ciudadano al panista Miguel Gómez Orta?

Y más: ¿Qué decisión tomará Gustavo Cárdenas? ¿Cuál será la reacción de Miguel Gómez Orta? ¿Cuál será el desenlace de esta trepidante historia de la vida real?…  

No hay duda: la novela política electoral de Altamira está… ¡¡¡al rojo vivo!!!

Comenta con tu cuenta de Facebook