Metrópoli

Causa controversia y rechazo acciones de COEPRIS en el sur de Tamaulipas

Por Liborio Méndez

*Ciudadanos sugieren modificar acciones para disminuir impacto social y económico

*En Tampico, las autoridades municipales del área de ingresos, retiran ambulantaje de la “zona cero”

* En Altamira, decenas de rodanteros se manifestaron públicamente en rechazo a las medidas del gobierno del Estado

* En Ciudad Madero, comerciantes al borde de la confrontación y la advertencia del uso de la fuerza pública

ZONA CONURBADA. (15 de abril de 2020).- Este miércoles se dio inicio a una serie de medidas restrictivas en el Estado de acuerdo a la declaratoria de emergencia sanitaria generada por el COVID-19, en la que se establece la necesidad de mantener el resguardo domiciliario hasta el 30 de abril,  así como la suspensión de todas las actividades no esenciales.

Al respecto algunos ciudadanos del sur de Tamaulipas, compartieron su opinión en redes sociales, sugiriendo algunas modificaciones que pudieran disminuir el grave impacto económico entre la población que no goza de un salario, sin descuidar -aclaran- el tema de la salud pública.

En ese sentido, se generó una nutrida participación ciudadana tras el operativo que arrancó la COEPRIS este mediodía simultáneamente en la entidad, con el objetivo de retirar a los vendedores ambulantes y comerciantes informales del primer cuadro de los municipios tamaulipecos, en este caso de Tampico, Ciudad Madero y Altamira, principalmente, cuyos productos o mercancías no son esenciales de acuerdo al dictamen.

En Tampico, las autoridades municipales del área de vía pública, señalaron que en la denominada “zona cero” que comprende diversas calles del primer cuadro, se procedió a retirar el ambulantaje y se les prohibió su reinstalación por lo menos, hasta fin de este mes, siendo poco más de 40 comerciantes informales que permanecían hasta este día, instalados en las arterias, tan solo una parte de los mil 200 vendedores empadronados, es decir con permiso.

Mientras que, en Altamira, decenas de rodanteros se manifestaron públicamente en rechazo a las medidas del gobierno del Estado encabezadas por el personal de la Comisión Estatal de Protección de Riesgos Sanitarios (COEPRIS) al suspender sus actividades en las calles, clamando a la alcaldesa su apoyo para solventar esta dura crisis que enfrentan por la pandemia.

En respuesta, la primera autoridad municipal en rueda de prensa reiteró la serie de servicios y asesorías que se implementan en atención a la ciudadanía, especialmente en lo relacionado a la consulta médica y distribución de apoyos alimentarios. Más no en lo económico.

En Ciudad Madero, al borde de la confrontación y la advertencia del uso de la fuerza pública que se aposto en la periferia del Mercado Municipal “18 de Marzo”, vendedores ambulantes de diferente giro a los productos esenciales, se negaron a retirar sus puestos como lo exhortaba a través de un documento los inspectores de la COEPRIS, reclamando la necesidad de trabajar, pues la mayoría de ellos, viven al día, argumentando que esos ingresos los destinan principalmente a la comida y al pago de servicios como energía eléctrica, gas y agua potable.

Ciudadanos como Camila “G”, consideran injusto el cierre de calles a la población en general, sugiriendo la posibilidad de colocar a los comerciantes del mercado o de los rodantes, “de forma que estén separados cierta distancia”, asimismo señaló mayor control de entrada de clientes a las calles donde se encuentren los centros de abasto, especialmente a los lugares cerrados “ya que las mismas indicaciones de epidemiólogos afirman que existe más alto grado de contagio en lugares como Walmart, Soriana, HEB, Arteli, etc.”, inclusive -abundó- no cuentan con sistemas de desinfección del aire en su interior.

María “R” expresó en Facebook que las medidas efectuadas por COEPRIS: “Es lo mejor para la población además ni cumplen con las medidas de seguridad esas personas pueden contagiar a gente y se exponen a sí mismos”.

Erika “V”, dijo: “Y que va a comer esa gente. Deberían de encarcelar a los que andan paseando, visitando familias. Entiendan ellos tienen que ganar la comida”.

Por su parte, Daniel “M”, arremetió al externar: “Los informales son los que más lana tienen, no pagan nada ni impuestos ni seguro social ni nada, solo piso al ayuntamiento”.

En el mismo sentido Diego “M”, amplió, “Que ejerzan la ley y que la retiren con la fuerza pública, así como le hacen en otras ciudades, esas personas ni han de vivir en Madero”, sentenció.

Y las versiones aumentaban, Karmynn “G”, opinó: “El gobierno en lugar de organizarse para apoyar a la gente por este determinado tiempo, se ponen a realizar lo más fácil porque simplemente no quisieron pensar o hacer algo para contrarrestar todo esto”, haciendo referencia a las estrategias de apoyo social y económico que no se han presentado al momento.

Y el debate, conforme seguía la transmisión en vivo de El Citadino, era más controversial, cuando Daniel “L”, criticó: “El gobierno ni mucho menos ellos de su bolsillo les van a dar un apoyo, todo lo que está haciendo el de los cuernos chuecos para justificar los 4 600 millones y el pen**** ese de coepris, solo recibe órdenes”.

Resaltar el comentario de Elisa “M” quien expresó: “Si los van a mover que les entreguen una tarjeta de ayuda económica”.

Más de 120 opiniones fueron recibidas durante las tres transmisiones realizadas en tiempo real durante el operativo de notificación de las COEPRIS al sector de comerciantes informales de la zona conurbada.

Comenta con tu cuenta de Facebook