Metrópoli Titular

Ejemplar de Martucha buscaba comida y murió electrocutado

*En Pueblo Viejo Veracruz
*Esta clase de mamíferos abundan en el norte de Veracruz; son de hábitos alimenticios nocturnos

PUEBLO VIEJO, VER. (23 de abril de 2021).- Un ejemplar del mamífero potos flavus, conocido también como Martucha o kinkajú, murió electrocutado en cables de alta tensión, al enroscar su larga lengua en los conductores de corriente, en una localidad del norte de Veracruz.

La especie arborícola, emparentada con los mapaches y los coatíes, se desplazaba en busca de alimento, ya que muy cerca de la red eléctrica, abundan los insectos y palmeras, en viviendas de la calle Servando Canales, de la congregación Hidalgo de Pueblo Viejo, Veracruz.

Fue el miércoles pasado cuando una joven cibernauta de nombre, Arleth Narváez, subió a sus redes sociales varias fotografías del animal, por lo que en poco tiempo se viralizó la publicación.

“Sí, antier fue, le hablamos a protección civil y solo nos dijeron que venían. Solamente le tomaron fotos y dijeron que no podían hacer nada porque estaba muerto. Queríamos que lo bajaran para que no se apestara, pero no hicieron nada y se cayó solo. Cuando pasó eso lo levantamos y lo enterramos. No he visto animalitos similares, solo ése”, destacó.

Por su parte, el señor Agustín Matías, propietario de la vivienda, en donde la Martucha buscó la comida en un árbol de cocos, manifestó que esta clase de animales salen por las noches en busca de comida.

“Estos animalitos vienen de la laguna buscando comida. Todas las noches, vemos tejones, armadillos, mapaches. El animalito se subió al árbol y tuvo la mala suerte de que se electrocutó. Ya no vi cuando lo bajaron, porque me fui a vacunar. Es frecuente que estos animalitos anden por aquí, buscan comida sobre todo en las noches y por eso se desplazan a las colonias. Lo vi tempranito, pero ya estaba muerto”, afirmó.

De acuerdo con el biólogo, Alejo Juárez Cruz, director de ecología de Pueblo Viejo, la martucha o kinkajú es mamífero, omnívoro, de la familia de los prociónidos, y se distribuye ampliamente en zonas selváticas de México y Centroamérica hasta Brasil.

“Probablemente se haya querido alimentar con algún insecto y su lengua hizo contacto con el cableado. Estamos en el límite de la distribución de su hábitat. Es una especie que si no está amenazada sí está protegida por las normas ambientales. Estos animalitos se alimentan de miel, insectos, pequeños roedores, aves y huevos. Son especies nocturnos, y de día son un poco torpes. Además, es probable que haya intentado escapar de un gato o de un perro”, manifestó.

Cabe destacar que pocos metros del sitio en donde cayó fulminado por la electrocución, el ejemplar de Martucha fue sepultado.

Comenta con tu cuenta de Facebook