Opinión

El engaño de Melhem

Desde el Instituto Jesús Reyes Heroles, el cual presidía, Emilio Grimaldo buscó la presidencia del comité del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en Tamaulipas.

Sin embargo, la dirigencia fue otorgada a Edgar Melhem, con quien llegó a un acuerdo: se quedaría al frente del Instituto de Formación Política hasta concluir el periodo para el que había sido designado, es decir, hasta diciembre de 2022.

Pero los acuerdos en los tiempos de la mayor crisis política del priismo tamaulipeco difícilmente se cumplen. Emilio Grimaldo comenzó a ser presionado a partir de un factor clave para realizar su trabajo: los recursos económicos dejaron de llegar al Instituto.

A pesar de que la presión fue en aumento, el presidente estatal del Instituto Reyes Heroles siguió con su trabajo e impartió cursos y conferencias en distintos municipios de la entidad.

Fue cuando Edgar Melhem comenzó a llamar a los principales mandos del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del PRI. La petición: quitar a Emilio Grimaldo del cargo y del manejo del Instituto de Formación Política tricolor.

Edgar Melhem habló con Carolina Viggiano, secretaria general y con Lorena Piñón, secretaria de gestión social del CEN del PRI,

De esa forma, el presidente estatal del Revolucionario Institucional comenzaba a faltar a su palabra y rompía el acuerdo que había sostenido con el político que nació en un barrio popular de Ciudad Victoria, aunque buena parte de su carrera política la hizo en Matamoros.

Por esa ruta, por la de Matamoros, viene el problema que tiene Edgar Melhem con Emilio Grimaldo: el dirigente del priismo tamaulipeco no puede ver ni en pintura a Baltazar Hinojosa Ochoa, jefe político de Emilio. ¿El motivo? Se desconoce. ¿Acaso será envidia? También se sospecha que sea un encargo que le pidieron desde el gobierno estatal blanquiazul.

Pero Edgar Melhem no solo tiene problemas con el ex jefe de Emilio Grimaldo: también tiene fuertes diferencias -las que salieron a relucir en marzo pasado en el reparto de las candidaturas a las alcaldías- con Ramiro Ramos Salinas, ex líder del Congreso del Estado en el segundo tramo del sexenio de Egidio Torre Cantú.

Ramiro Ramos no fue candidato del PRI a la presidencia municipal de Nuevo Laredo porque el dirigente estatal tricolor no quiso. Así de fácil.

Tras recibir las llamadas telefónicas de Lázaro Jiménez, presidente nacional del Instituto Reyes Heroles; y de José Luis Garza Ochoa, delegado del CEN del PRI en Tamauipas, Emilio Grimaldo decidió renunciar a las labores de formación política bajo un compromiso ‘triangulado’ y asumido por Edgar Melhem: ser el candidato a la segunda regiduría en la planilla tricolor de Ciudad Victoria (la petición inicial fue la diputación local pluri número tres, pero se la negaron).

Vino entonces una contrapropuesta: la cuarta posición de la planilla que encabeza Alejandro Montoya, candidato a la alcaldía. Emilio aceptó… pero de repente apareció Carlos Morris Torre…

Emilio Grimaldo llamó entonces a Lázaro Jiménez y a José Luis Garza Ochoa, pero ellos nunca más le contestaron. Fue cuando el ex dirigente del Instituto de Formación Política decidió grabar un video y subirlo a las redes sociales. Eso sucedió la semana pasada, ‘No renunciamos, pero el agravio está hecho’, dijo en la grabación.

En charla con EL KIOSKO, el priista expresa que él no dejará de hablarle a Baltazar Hinojosa ni a Ramiro Ramos porque está agradecido con ellos. De ‘Balta’, subraya, aprendió mucho de política; y a Ramiro lo considera su hermano mayor. ‘Si eso le molesta a Melhem, ese es su problema’. Puntualiza: ‘Yo siempre he sido y seré una persona leal’.

Señala que no es el único que está inconforme con las decisiones que tomó la dirigencia estatal del PRI. Afirma que existen muchos casos, desde la frontera hasta la zona sur.

Vaticina que de seguir con sus mentiras y engaños, Edgar Melhem entregará pésimos resultados electorales en la jornada del 6 de junio. ‘Si Yahleel entregó muy malos números, éstos serán peores’, pronostica.

A pesar del virtual veto que sufre del presidente estatal tricolor, Emilio Grimaldo tiene una invitación para trabajar en la contienda electoral: la coordinación general de la campaña de Alejandro Montoya, el priista que busca la presidencia municipal de Ciudad Victoria.

Es posible que la acepte porque conoce a ‘Alex’ y le cae muy bien, pero quiere dejar algo muy claro: la coordinación general de la campaña no es un ofrecimiento de Melhem, sino del candidato del PRI a la alcaldía victorense.

Para Emilio Grimaldo, las cosas están muy claras: Edgar Melhem no tiene palabra.

EL PRELUDIO DE QUE RIGO RAMOS SE VA DE MORENA…

Una vez que el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) no lo designó candidato a la diputación local por el Cuarto Distrito, con cabecera en Reynosa, Luis Miguel Iglesias ya anunció que buscará otra alternativa política.

La realidad es que Luis Miguel Iglesias le apostó todas sus canicas al proyecto de Rigoberto Ramos Ordoñez y como su ‘gallo’ se fue de bruces y se quedó sin candidatura a la alcaldía, ahora el abogado -que no es militante morenista- dice que continuará su camino por otro sendero.

Esto sería el preludio de la salida de Rigo Ramos de Morena y, posiblemente, de una incursión electoral por otro partido político.

Morena nominó a la diputación local por el Cuarto Distrito al regidor Marco Antonio Gallegos Galván, quien es coordinador de la Comisión de Personas con Discapacidad en el Cabildo de Reynosa.

Desde esa área, Marco Antonio Gallegos colaboró en diversas acciones con Carlos Peña Ortiz, hijo de Maki Ortiz y candidato de la Cuarta Transformación a la presidencia municipal reynosense.

Por cierto, es evidente que la estructura del aparato municipal que encabeza Maki Ortiz ya está apoyando la campaña de Claudia Hernández, candidata de la alianza Morena, PT y PVEM a la diputación federal por el Noveno Distrito.

LALO HERNÁNDEZ SE REÚNE CON MORENISTAS INCONFORMES…

El candidato de la coalición Morena, PT y Partido Verde a la diputación federal por el Octavo Distrito, Eduardo Hernández Chavarría, sostuvo ayer tres reuniones en su cuarto día de campaña.

Los tres encuentros fueron muy importantes, pero uno de ellos llamó mucho la atención: recibió en su casa a un grupo de morenistas inconformes.

Lalo, que entiende bien de lo que se trata la política, escuchó primero a los militantes de la 4T, comprendió los motivos de la inconformidad y, posteriormente, expuso sus argumentos -fue invitado como externo para ser candidato-.

En resumen, los convenció de que respalden su campaña electoral para que el presidente Andrés Manuel López Obrador cuente con la mayoría absoluta en la Cámara de Diputados a fin de que sus iniciativas sean avaladas y su proyecto de nación siga adelante. Buen punto.

Por cierto, muchos se plantean la siguiente pregunta: ¿Hasta cuándo Lalo Hernández seguirá con muletas? El médico que lo operó de la rodilla derecha estima que será entre tres y cuatro semanas. Mientras, su recuperación va viento en popa y, por tanto, sostiene reuniones con los ciudadanos de diversos sectores con el objetivo de presentar sus propuestas y pedir el voto.

‘EL MEME’ GARZA JR. MANTIENE SU PROYECTO HACIA EL 2022

Hace varios meses, en 2020, ‘El Meme’ Garza junior desplegó sus primeros intentos por buscar una candidatura y competir por la gubernatura de Tamaulipas el próximo año.

Las opciones eran y, mejor dicho, son, diversas, el abanico es amplio… el caso es que el reynosense mantiene su proyecto político hacia el 2022 con un mensaje concreto en medio de la polarización: ‘Los tamaulipecos requieren una reconciliación’.

Y PARA CERRAR…

América Sandoval, candidata de Movimiento Ciudadano a la alcaldía de Tampico, hizo la aclaración que Harley Frida Barral Rocha, quien era su suplente, solamente renunció a la nominación, pero que se mantiene trabajando en su equipo de campaña.

La aspirante emecista niega que su amiga Harley, integrante de la comunidad transgénero, haya renunciado a la suplencia por problemas con el partido naranja, sino que fueron temas personales.

Comenta con tu cuenta de Facebook