Opinión

El recorrido estatal del delegado de Morena

Con las reuniones sostenidas en Ciudad Victoria, El Mante y Tampico, el nuevo delegado del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), Ernesto Palacios Cordero, concluyó su primer recorrido por Tamaulipas.

En términos prácticos, la primera etapa llegó a su fin con un objetivo: la presentación del enviado del CEN morenista con un diálogo abierto con los aspirantes y liderazgos de la Cuarta Transformación en las principales ciudades del estado.

El diagnóstico que deberá tener el nuevo delegado es que Morena es una marca en ascenso en la mayor parte de la entidad, pero que sufre de la falta de organización producto de sus pleitos y roces internos y que lo desconectan, en parte, del trabajo territorial y, sobre todo, de un acercamiento con los distintos sectores sociales a fin de construir alianzas que catapulten al partido-movimiento a un escenario ganador en la crucial jornada electoral del 6 de junio.

Al momento, la marca Morena está por encima, salvo en algunos municipios, de lo que aportan sus aspirantes a las presidencias municipales, diputaciones locales y diputaciones federales.

La gran mayoría de quienes se registraron en busca de las candidaturas buscan que ‘la marca’ los lleve de la mano al triunfo, pero la política real, la que se aplica y opera para ganar en las urnas, no se cocina de manera tan simple. Se necesita de una conjugación de factores que sumen y conduzcan al candidato a la anhelada victoria.

Además, el partido de la 4T se autoimpuso -grave equivocación- por estatutos una limitante: no utiliza el periodo de precampañas.

Mientras que sus adversarios, panistas y priistas, aprovecharon ese periodo para elegir a sus candidatos y, por consiguiente, sostener reuniones en privado con la militancia y los distintos grupos de la sociedad, los morenos apenas concluyeron el trámite de registros y están por iniciar el proceso del consenso y selección.

Los principales liderazgos de Morena en Tamaulipas tienen bien identificado esta situación que juega en contra del partido y, por tanto, buscarán en el futuro, a través del Consejo Nacional, emprender un cambio a los estatutos para ampliar el margen de maniobra política durante los procesos electorales y, por ende, incrementar las posibilidades de triunfo.

A pesar de esas limitantes, la marca de la 4T se encuentra bien posicionada en cuatro municipios donde los virtuales candidatos morenistas llevan la delantera en las encuestas: Nuevo Laredo, con Carmen Lilia Canturosas; Reynosa, con Carlos Peña Ortiz, el hijo de Maki; Matamoros, con Mario López, en pos de su reelección; y Ciudad Madero, con Adrián Oseguera, también en busca de un segundo mandato consecutivo.

Si Morena logra ganar Nuevo Laredo y Reynosa, ciudades fronterizas estratégicas, daría un golpe político con repercusiones directas en la elección de gobernador del próximo año.

Altamira es otra plaza en la que la designación del candidato será clave para que la 4T tenga la posibilidad real de alcanzar el triunfo. ¿Quién será el elegido? ¿Armando Martínez, que juega en el equipo del diputado federal Erasmo González Robledo? ¿Abraham Cruz, del grupo de ‘Los Históricos’ que encabeza la senadora Lupita Covarrubias? ¿O Pedro Carrillo Estrada… primo -ni más ni menos- de Mario Delgado Carrillo, presidente nacional morenista?…

El candidato natural de Morena en Altamira era Ciro Hernández, pero el ex diputado local no pudo rechazar la oferta de ser el aspirante del PAN a invitación directa desde el más alto mando de ‘Los Vientos del Cambio’ (operación política en que la señora Mariana Gómez de García Cabeza de Vaca jugó un papel fundamental).

De esta forma, tras su primer recorrido por la entidad, Ernesto Palacios Cordero debe contar ya con un primer diagnóstico que le permita visualizar los municipios y los distritos locales y federales donde el Movimiento de Regeneración Nacional se puede alzar con la victoria, a fin de lograr el objetivo específico del partido: avanzar en tierras tamaulipecas.

¿Lo conseguirá la 4T?… La misión no será sencilla porque ‘Los Vientos del Cambio’ quieren conservar el poder en el estado a toda costa, al precio que sea.

EDNA RIVERA TAMBIÉN SE REGISTRÓ POR LA DIPUTACIÓN LOCAL DEL DISTRITO 22

Pues parece que Edna Rivera López, coordinadora del Grupo Parlamentario de Morena en el Congreso del Estado, sabe bien que está difícil que logre la candidatura a la presidencia municipal de Tampico y, por ello, también se apuntó como aspirante a la nominación de diputada local por el Distrito 22, que abarca la zona sur de la ciudad de las jaibas.

Eso quiere decir que, aunque no se dirijan la palabra, Olga Sosa y Edna Rivera podrían ser compañeras en la fórmula electoral que presente la 4T en Tampico: ‘La Frívola’, a la alcaldía; y la líder de la bancada morenista estatal, a una diputación local. ¿Se las imaginan juntas pidiendo el voto?…

Pero Edna no fue la única que se registró en busca de dos o más candidaturas morenistas: Noemí Magaña hizo lo mismo, pero ella se anotó como aspirante a la candidatura a la diputación federal por el Octavo Distrito y también aspira a la nominación a la diputación local por el Distrito 22.

E hizo algo más: ¡Noemí Magaña se registró como aspirante a la presidencia municipal de Tampico! ¡¡¡Orale!!! ¿Qué tal? Si no ‘pega chicle’ en una, igual y queda en otra o en una más… aunque lo más seguro es que tire de ‘strike’ en las tres y la ‘ponchen’.

Además, mucho ojo con ese tema de la candidatura de Morena por el Distrito 22: el género puede ser masculino. 

¿Qué hombres se anotaron por el Distrito 22? La respuesta: Alberto Pérez Rul y Jesús Emmanuel Rodríguez González. Ellos pueden ser los candidatos, el titular y el suplente.

Y si la candidatura de Morena por el Distrito 22 pinta para un hombre, la mesa estaría puesta para que la nominación a diputado local por el Distrito 21, que abarca la zona norte de Tampico, sería para una dama.

¿Cuántas mujeres se registraron como aspirantes morenistas a la diputación local por el Distrito 21? Una sola: Esmeralda Hernández Barrera. Ella podría ser la candidata.

De ser así, varios hombres quedarían fuera de un ‘plumazo’, entre ellos José Arnoldo Ramírez, Vladimir Castellanos, Refugio Estanislao Mireles, Emmanuel Flores, el doctor Juárez Durán, Saúl Rivera Caballero (propuesta de Ruta 5, que también se apuntó por la diputación federal del Octavo Distrito), y el regidor Hugo Peñaloza, quien es o era considerado el favorito.

Como suele suceder en Morena, habrá sorpresas a la hora de la distribución de las candidaturas por género y, por ende, en la designación de los candidatos.

EL TRICOLOR TOMA PROTESTA A SUS ‘GALLOS’ EN ‘LA RIBEREÑA’

Cierto, el Revolucionario Institucional no es la máquina electoral de otros tiempos, pero el manual político lo aplica en tiempo y forma.

El pasado fin de semana, Edgar Melhem, presidente estatal del PRI, tomó la protesta a varios de los candidatos a las alcaldías de ‘La Ribereña’.

Entre los que juraron competir con la camiseta tricolor bien puesta y en busca de una presidencia municipal, se encuentran Consuelo Muñoz Garza, en Díaz Ordaz; Teófila del Carmen Garza Alanís, en Camargo; y Servando López, que va por su reelección en Miguel Alemán.

Otros candidatos que tomaron protesta en pos de ser alcaldes fueron Jesús Guadalupe González García, en Cruillas; Jesús Arturo Galván García, en San Fernando; y Pedro Loera Almaraz, en el municipio de Méndez.

De paso, también rindieron protesta como candidatas a diputadas federales, Dinorah Guerra Garza, por el Segundo Distrito, con cabecera en Reynosa; y Martha Alicia Jiménez García, por el Tercer Distrito, con sede en Río Bravo.

Como se observa, el comité estatal priista opera conforme al manual político electoral, en tiempo y forma. Claro, el tricolor vive tiempos adversos, pero eso no quiere decir que deje a un lado el tema de la designación puntual de sus ‘gallos’.

‘RIGO’ NO SE VA DE MORENA…

En una interesante entrevista radiofónica, el diputado local Rigoberto Ramos Ordoñez negó que vaya a divorciarse de Morena para ser candidato de Movimiento Ciudadano.

Con un discurso centrado en ‘el yo esto’ y ‘el yo aquello’, el legislador puntualizó que se disciplinará y aceptará la decisión que tome el CEN de Morena en la designación del candidato a la alcaldía de Reynosa. Eso quiere decir que respaldará a Carlos Peña Ortiz, si finalmente el hijo de Maki es ‘el elegido’… cuestión que puede darse en estos días.

‘No estoy encaprichado’, dijo el empresario gasolinero y desmintió rumores y versiones que lo ven cerca de MC y PRD.

Lo que sí le hace falta con urgencia a Rigoberto Ramos es dejar de hablar en primera persona: el diputado local se refiere a sí mismo como ‘Rigo el político’, ‘Rigo el empresario’, lo que refleja un ego desbordado, una personalidad egocéntrica que, en caso de obtener más poder, puede ‘marearse’ con suma facilidad.

Una pastillita de ‘ubicatex’… ¡y listo!…

Por el momento, Rigo ya aseguró que no se va de Morena y esa es una decisión madura.

Y PARA CERRAR…

Elizabeth Humphrey, candidata del PAN a la diputación local por el Distrito 19, se siente optimista de llevarse el triunfo en las urnas el 6 de junio.

Sabe que la tarea no será sencilla ante el posicionamiento que tiene la 4T en ese Distrito (zona norte de Madero y sur de Altamira), pero tiene confianza en que saldrá adelante para contribuir en la meta de ‘Los Vientos del Cambio’ por mantener su mayoría en el Congreso del Estado. Veremos.

Comenta con tu cuenta de Facebook