Opinión Titular

Eugenio en su laberinto

Cuando ‘Los Vientos del Cambio’ asumieron el gobierno de Tamaulipas el primero de octubre de 2016, la primera recomendación que le hicieron al ex gobernador priista Eugenio Hernández Flores desde la Secretaría de Gobernación, entonces a cargo de Miguel Ángel Osorio Chong, fue muy directa: ‘No vayas a tu estado, no vayas a Ciudad Victoria’.

Le comentaron algo más, para que quedara claro; ‘Puedes andar por todo el país, puedes visitar todos los estados, menos Tamaulipas’.

Como ‘buen mexicano’, Eugenio Hernández Flores no hizo caso de la sugerencia, casi una instrucción hecha por el área política del gobierno federal priista. 

‘Geño’ no solo visitó ‘el corazón de Tamaulipas’, sino que fue al Club Campestre de la capital del estado (donde se reúne a cuchichear la elite de la burocracia dorada victorense) y criticó el primer año de gobierno de Francisco García Cabeza de Vaca, su acérrimo enemigo.

Tan pronto el tricolor Eugenio externó sus cuestionamientos en contra de ‘Los Vientos del Cambio’, de inmediato se enteró el mandatario estatal de extracción blanquiazul.

Esa ofensa política no iba a pasar desapercibida. La respuesta fue un golpe duro, seco, demoledor. Un expediente y una acción penal.

A la siguiente visita, el 6 de octubre de 2017, cuando Eugenio Hernández Flores conducía con aires ‘juveniles’ y desafiantes su ostentosa motocicleta por las principales calles de Ciudad Victoria, fue detenido y enviado a prisión.

Las primeras fotografías revelaban a un ex gobernador con una sonrisa que reflejaba confianza en que podía revertir la situación con la ayuda de sus amigos del gobierno federal.

Sin embargo, eso nunca sucedió. Era un expediente elaborado por la justicia estatal. Se lo repitieron varias veces: ‘No vayas a tu estado’. No hizo caso.

Al poco tiempo, su físico reflejó el repentino y drástico cambio de vida, de vivir en residencias de lujo a estar día y noche en un pequeño cuarto con múltiples limitaciones. Su estilo juvenil desapareció, adelgazó visiblemente y las arrugas marcaron su rostro.

Antes de que concluyera el mandato de Enrique Peña Nieto, justo en noviembre de 2018, Eugenio Hernández Flores fue trasladado del Centro de Ejecución de Sanciones de Ciudad Victoria al pequeño Penal de Tenango del Valle, en el Estado de México.

El mensaje era claro: la Federación, todavía priista y a días de entregar el poder a Andrés Manuel López Obrador, sacaba de Tamaulipas a ‘Geño’. Era lo único en que podían ayudarlo ante el fin de una época y el inicio de una etapa política en México.

De hecho, el propio gobierno peñanietista, a través de Luis Videgaray, entonces secretario de Relaciones Exteriores, aprobó la solicitud de extradición de los Estados Unidos para juzgarlo en la Corte Federal del Distrito Sur de Texas.

Ese es otro expediente en contra de Eugenio Hernández Flores y que será tema central en la sesión que realice mañana miércoles la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación: el juicio de extradición, en el contexto de los alcances de la ley internacional en la materia y en el Tratado de Extradición establecido por México y Estados Unidos.

Los gringos quieren sentar en el banquillo de los acusados a ‘Geño’. Lo quieren juzgar allá, en Texas, tal como hicieron con otro ex gobernador tamaulipeco, Tomás Yarrington.

En 2015, la justicia norteamericana incautó cuatro propiedades a Eugenio y a su cuñado Oscar Manuel Gómez Guerra.

Eran unas casas ubicadas en el Condado de Hidalgo, en McAllen (por lo visto, el lugar preferido de la clase política tamaulipeca que radica en Reynosa y en Ciudad Victoria). Otra residencia más fue incautada en Austin, Texas. 

Estas propiedades no estaban a nombre de ‘Geño’ y de su cuñado, sino que estaban registradas a nombre de empresas que operan como administradoras. Ahora las denominarían como ’empresas fachada’.

De acuerdo a información publicada, Margarita Ríos Farjat, ministra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, va a plantear en la sesión de mañana que ‘el juicio vuelva al Primer Tribunal Colegiado en Materia Penal del Décimo Noveno Circuito para evaluar y dictar sentencia a más señalamientos de inconstitucionalidad’

De votarse a favor este proyecto, el juicio de Eugenio Hernández Flores se prolongará por más tiempo y quedará eliminada la posibilidad de que reciba una amnistía, al menos en el corto plazo.

Su familia, en particular sus hermanas, habían solicitado al presidente de la república, Andrés Manuel López Obrador, una amnistía para ‘Geño’, ya que ellas lo catalogan como un preso político.

Aunque se rumoró con insistencia su liberación durante los días electorales, la realidad es que Eugenio está atrapado en un laberinto legal y… político. La petición de extradición hecha por la justicia gringa complica su escenario… aunque existen formas para que el gobierno de la Cuarta Transformación lo ayude.

Por ejemplo, en una ocasión, en una ‘Mañanera’, López Obrador propuso que el ex gobernador priista tamaulipeco se convirtiera en testigo protegido y relatara cómo se operó el fraude para que Felipe Calderón ganara la presidencia de México en la elección de 2006.

Pero, la justicia mexicana transita por un sendero largo y sinuoso, repleto de instancias diversas, amparos legaloides y recovecos sujetos a interpretación. Un auténtico laberinto.

EDNA IMPUGA CANDIDATURA DE OLGA, PERO…

Tal como se veía venir, Edna Rivera López cumplió el pronóstico: impugnó la candidatura de Olga Sosa Ruiz por la coalición de Morena y PT a la alcaldía de Tampico.

La realidad es que la impugnación de la diputada local morenista será rechazada en tribunales, ya que el proceso interno del partido de la 4T se realizó por medio de encuestas y, todos lo saben, la legisladora federal con licencia es más conocida que la coordinadora del grupo parlamentario de Morena en el Congreso del Estado.

Además, Edna Rivera cometió una grave serie de errores políticos que dejaron entrever su cercanía con Gerardo Peña Flores, jefe de la bancada blanquiazul en el Legislativo de Tamaulipas.

Esa actitud le restó muchos puntos a Edna, tantos que ahora nomás no la pueden ver en la Cuarta Transformación y, por esa razón, no le dieron chance de jugar siquiera para buscar su reelección como diputada local.

GERARDO ILLOLDI PIDE EL VOTO EN LAS CALLES

Desde el inicio de la campaña el pasado 4 de abril, el candidato de la coalición Morena, PT y Partido Verde a la diputación federal por el Quinto Distrito, con cabecera en Ciudad Victoria, Gerardo Illoldi, salió a la calle a pedir el voto a los ciudadanos.

Por la mañana y por la tarde, el joven aspirante emprende largas caminatas en las que saluda a los ciudadanos, a quienes expone sus propuestas de corte social.

Ayer, por ejemplo, Gerardo Illoldi Reyes estuvo en las colonias Unidad Modelo y Benito Juárez, donde también escuchó peticiones

El joven candidato enfrenta a dos adversarios experimentados, verdaderos ‘pesos completos’ de la política victorense: Oscar Almaraz, priista vestido de panista; y Enrique Cárdenas del Avellano, fiel a la camiseta tricolor. La misión de vencerlos no es sencilla.

Y PARA CERRAR…

Ya salió a relucir el motivo real por el que Harley Frida Barral Rocha renunció a la candidatura suplente de Movimiento Ciudadano a la alcaldía de Tampico: se sumó a Morena.

América Sandoval estaba muy confiada de que Harley, su amiga, integrante de la comunidad LGBTTTI, se quedaría a trabajar con su equipo naranja, pero no fue así. La luchadora profesional respalda ahora a Olga Sosa, candidata de la 4T en tierras jaibas.

Pero… el nutrido grupo de Ana Karen, otra activista de la comunidad LGBTTTI, ya expresó su respaldo a los azules en un evento encabezado por Rosa María González Azcárraga, candidata del PAN a la diputación federal por el Octavo Distrito.

Lo importante aquí, en este proceso electoral, es la apertura y la inclusión.

Comenta con tu cuenta de Facebook