Opinión

La zona sur podría sufrir desabasto de agua

El problema es gravísimo y requiere solución urgente: las cinco fugas registradas en el Estero El Camalote, que forma parte de la Cuenca Baja del Río Tamesí, representan la pérdida de 10 mil litros de agua por segundo.

Un dato más, una auténtica señal de alerta: la bocatoma de El Chairel registra un nivel de apenas 47 centímetros de agua.

Este es el nivel más bajo de agua en la laguna de El Chairel en los últimos años producto, en parte, de la escasez de lluvias, pero también de la falta de inversión en la reparación de la infraestructura hidráulica del sistema lagunario.

Esa es una inversión que debió haberse realizado hace más de 20 años, pero… ningún gobierno federal entró al quite. Ninguno.

Lo malo es que la problemática se ha agudizado por otro factor: el cambio climático, el cual ha provocado fenómenos meteorológicos extremos, al pasar de tormentas inesperadas a sequías que generan múltiples afectaciones ambientales y económicas en el campo.

De acuerdo a los meteorólogos, la temporada de lluvias de 2021 sufrirá un retraso, lo que es una muy mala noticia para el sur de Tamaulipas, en caso de cumplirse el pronóstico.

Por esa razón, urge que se tomen acciones para reparar las fugas del Dique El Camalote y garantizar el abasto de agua potable a la población de Tampico y Ciudad Madero.

En ese contexto, la Comisión Municipal de Agua Potable y Alcantarillado (Comapa) de la Zona Conurbada actuó, dentro de su esfera de posibilidades y responsabilidades, con la colocación de más de 2 mil sacos y, de esa forma, reducir las fugas en el Estero El Camalote.

Por instrucciones del gobernador de Tamaulipas, Francisco García Cabeza de Vaca, el gerente general de la Comapa de Tampico y Madero, Jorge Federico Rivera Schotte, coordinó estas acciones junto con personal de las Fuerzas Armadas.

En una reunión de trabajo previa que se llevó a cabo en las instalaciones de la Primera Zona Naval, Jorge Federico Rivera Schotte dialogó con los representantes de las Fuerzas Armadas y, ahí, analizaron la situación y la manera de proceder para contener las fugas.

En ese encuentro participaron José Carlos Vera Vidal, Vicealmirante de la Primera Zona Naval; el coronel de infantería, Nicasio Solís, comandante del Quinceavo Batallón de Infantería; y Raúl Meneses, coordinador de la Guardia Nacional.

Posteriormente, el gerente general de la Comapa Zona Conurbada conversó sobre el tema con Bertha Salinas, presidenta del Consejo de Instituciones Empresariales del Sur de Tamaulipas (CIEST); y Jaime Square, coordinador de la Mesa Ciudadana de Seguridad y Justicia de Tampico, Madero y Altamira. El funcionario les explicó a detalle las acciones a realizar.

Más allá de que se puedan reducir las numerosas fugas que registra el Estero El Camalote, lo que urge es una millonaria inversión que solucione de fondo el problema. Esa inversión, de acuerdo a la reglamentación, debe ser hecha por la Federación a través de la Comisión Nacional del Agua (Conagua).

En los hechos, la Conagua se lleva de la zona sur docenas de millones de pesos por el cobro al consumo de agua que hace la industria petroquímica y eléctrica instalada en Altamira. La facturación, se insiste, es millonaria. Y en la región, como se observa, no se queda ni un centavo.

Eso no es nuevo, pero… aprovechando que el país registra una transformación, el gobierno federal debería invertir en una moderna infraestructura hidráulica en el sistema lagunario que evite el riesgo de que el sur de Tamaulipas sufra un desabasto de agua potable que afecte a cientos de miles de ciudadanos.

Es más, si los tres niveles de gobierno se sientan a dialogar, podrían ponerse de acuerdo y solucionar de fondo una problemática de muchísimos años.

Mientras, la Comapa de la Zona Conurbada y el gobierno estatal hacen lo que está en sus manos.

RIGOBERTO RAMOS ESTÁ DESESPERADO...

Ante la virtual candidatura de Carlos Peña Ortiz, hijo de Maki Ortiz, a la alcaldía de Reynosa por el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), quien parece estar desesperado es el diputado local Rigoberto Ramos Ordoñez.

‘Rigo’ ya se sentía dueño de la nominación morenista a la presidencia municipal reynosense, pero… como suele suceder en política… del plato a la boca, se cae la sopa… y una candidatura.

El diputado local nunca contó con que Maki Ortiz tuviera influencias de altos vuelos que provocaran una segunda ronda de negociaciones para que su hijo, Carlos Peña, se perfile para ser ‘el gallo’ de la Cuarta Transformación en Reynosa.

Lo que más le duele al legislador de la 4T es la fuerte ‘inversión’ que hizo para quedarse con la anhelada nominación, gastos que, por cierto, el aparato estatal de ‘Los Vientos del Cambio’ tiene perfectamente fiscalizados y que pretende exhibir… en caso de que ‘Rigo’ fuera candidato de Morena…

Sin embargo, como ese proyecto se está cayendo, es muy posible que el aparato estatal blanquiazul le perdone sus gastos excesivos al todavía diputado local morenista.

Por cierto, medios digitales fronterizos comentan en trascendidos que Rigoberto Ramos, en caso de no ser nominado por la 4T, ya platica con la dirigencia estatal de Movimiento Ciudadano para ser el aspirante naranja a la alcaldía reynosense. Al respecto, el CEN de Morena ya sabía que ‘Rigo’ no sería leal. Lo tiene plenamente analizado.

Lo que no sabe ‘Rigo’ es que, tal vez, posiblemente, Maki ya haya reservado esa candidatura emecista… a fin de bloquear a desesperados y resentidos. ¿Qué tal?

Veremos en qué concluye la candente novela política que se escribe día con día en la estratégica ciudad de Reynosa.

EL REGIDOR SÁNCHEZ NERI YA VISTE DE AZUL…

Durante muchos años, Alberto Sánchez Neri fue un perredista convencido. Incluso, fue presidente del PRD en Tamaulipas.

El profesor fue pieza fundamental en el estado de la corriente Izquierda Democrática, que a nivel nacional encabezó el controvertido matrimonio de René Bejarano y Dolores Padierna.

Sin embargo, la crisis del partido del sol azteca condujo a Alberto Sánchez Neri a decirle adiós a la franquicia amarilla y declararse regidor independiente en el actual Cabildo de Tampico.

Durante ese tiempo, se mantuvo en el Movimiento Nacional de la Esperanza, agrupación bejaranista afín a Morena, pero… todo indica que el regidor porteño ya tomó una decisión que definirá su trayectoria política en el corto plazo.

Esa decisión se refleja en el color de las camisas que usa en semanas recientes en los eventos oficiales a los que asiste: azul… un color azul Nader Nasrallah.

Así es: se sabe que Sánchez Neri ya tomó la decisión de apoyar con todo a Chucho Nader en su proyecto de reelección como presidente municipal de Tampico.

De esa manera, el regidor que, en este trienio llegó al Cabildo en la alianza electoral pactada por el PRD con el PAN y MC, ahora se vestirá totalmente de azul… un tono azul Nader.

Y PARA CERRAR…

¿A quién le hará caso Gustavo Cárdenas? ¿A Maki Ortiz y su propuesta?… ¿A ‘Rigo’ Ramos?… MC tiene un dilema en la frontera.

Comenta con tu cuenta de Facebook