Metrópoli Titular

Mateo un pequeño guerrero que lucha contra el cáncer

En la familia de la señora Karina Portillo Vega todo era felicidad, estaban a punto de celebrar el cumpleaños número dos del pequeño Mateo cuando de pronto hubo una terrible noticia que les cambió la vida por completo.

Sus papás siempre al pendiente de él

Su hijo comenzó a presentar un problema en su ojo derecho, tiempo después un especialista confirmó que se trataba de un tipo cáncer, denominado rabdomiosarcoma embrionario, desde entonces ya nada fue igual.

A partir del diagnóstico ha tenido que buscar la ayuda de médicos para mejorar su calidad de vida, a su corta edad Mateo no se rinde, al contrario busca salir adelante en todo momento.

“Lo metieron a cirugía en diciembre de 2017 y a los pocos días nos hicieron el diagnóstico y pues que sí, que era cáncer. El niño comienza su tratamiento en enero de 2018 y termina en febrero de 2019”

Ahora este pequeño guerrero ya tiene cinco años de edad y si bien estos tres años no han sido fáciles por las dos recaídas que ha tenido, su mamá manifestó que harán hasta lo imposible para sacar adelante a su pequeño hijo y lograr una recuperación total.

Actualmente tiene 5 años, a los 2 años recibió el diagnóstico

Actualmente se encuentra en Querétaro, ahí en el hospital infantil Teletón continúa con su tratamiento para enfrentar otro tumor que le fue detectado en el mes de diciembre del año pasado.

“Acá está recibiendo sus radioterapias, le van a dar 30 sesiones de radioterapia. Afortunadamente no hay daños en órganos principales ni en el cerebro pero si tiene daño en ambos lados de la cara, en la parótida se llama, parótida derecha y en izquierda, en la izquierda también descubrieron que hay unos cuantos ganglios ahí, entonces le están atacando ambos lados con radioterapia”

Karina Portillo Vega hace el llamado a los padres de familia para que estén siempre al pendiente sobre la salud de sus hijos, ante el menor síntoma que acudan a buscar ayuda y por peor que sea el diagnóstico que no se den por vencidos.

“Decirles que tengan fe, que aunque los doctores digan lo que digan al final de cuentas pues Dios es el que va a dar la última palabra y que no se rindan siempre, que siempre luchen que hagan lo posible por ellos, porque al final nosotros no podemos negarles una posibilidad que ellos tengan, así digan los doctores que sea poca la posibilidad de que ellos mejoren, tenemos que arriesgarnos y confiar”

Finalmente comentó que es importante que la ciudadanía sea más empática, sea consciente de esta terrible enfermedad y si es posible ofrecer ayuda moral ante los momentos tan difíciles.

Comenta con tu cuenta de Facebook