Tampico

Me han hecho maldades, aun así confío en la gente: Héctor Martínez

REPORTAJE URBANO / Jaime Maya

De pronto todo quedó en oscuridad, ya no había más sol, no había luna ni estrellas, no había colores, solo recuerdos de lo que alguna vez vivió.

Hace 13 años Héctor Ricardo Martínez Jiménez perdió la vista en ambos ojos a causa del glaucoma y desde entonces ha tenido que luchar, primero a  enfrentar la realidad y tener  adaptarse para salir adelante, para continuar  viviendo.

El pasado martes 3 de diciembre  fue el Día Internacional de la Discapacidad y él pide una mayor inclusión dentro de la sociedad, en específico en el mundo laboral y que se ponga un alto a la discriminación, que pese a las constantes campaña todavía persiste.

Hoy platicamos con don Héctor, quien tiene 51 años y vive  en la colonia Enrique Cárdenas González, recorre diariamente las calles de la zona apoyado con un bastón para invidentes, en espera de conseguir recursos para sus gastos del hogar.

REPORTERO.Vemos que a pesar de su condición, usted sale a vender, a buscar el ingreso, platiqueme sobre su vida.

HÉCTOR MARTÍNEZ.- Yo perdí mis ojos por glaucoma, mi vista, tengo 13 años que perdí mi vista, al no haber oportunidad de trabajo  para los discapacitados pues decidir vender escobas y trapeadores, en un principio yo los hacía pero después ya no los pude hacer porque era muy difícil conseguir una maquina, ahora los compro y los ando  vendiendo.

Héctor pidió conciencia entre los empresarios o empleadpres hacia las personas con discapacidad que son discriminados en las ofertas laborales.

Usted  diariamente usted recorre la zona centro ¿Qué área recorre?
– Ando aquí en el centro de Tampico,  en el centro de Madero y en Altamira, en todas las colonias ando yo, no tengo un punto fijo.

-Usted mencionó algo importante, la falta de empleo. ¿Qué pediría a las empresas

-Pues si yo siento que todos tenemos la necesidad amigo, yo vivo solo, tengo que vender para pagar mis gastos, mi comida. Entonces estaría bien que hubiera un poco de conciencia para la discapacidad, porque tenemos ganas de trabajar lo que pasa que no hay oportunidades o muchas personas nos discriminan.

-En su andar se ha topado con mucha gente, honesta y otra que actúa de mala Fé.
¿Le ha tocado cuando termina su jornada que le falta algún peso, que  le tomaron alguna moneda?

– Si hay gente que me ha hecho maldades, pero así es esto amigo, yo confío en la gente, mucha gente lleva prisa me dan de menos  o yo doy de más pero no me dicen nada.

¿Usted que pediria para desplazarse mejor en las calles?
– Pues que en donde hay esquinas y rampas que no las obstruyan, luego hay puestos que obstruyen, motos o coches en la mera rampa y hay que bajarse de la banqueta y rodear, nos exponemos a los vehículos.

“Yo quisiera un ojo de las personas que tienen todas sus facultades y que no hacen nada para salir adelante”, expresó Héctor Martínez

El pasado martes fue el Día Internacional de la discapacidad ¿Cuál sería su mensaje?
– Ayudar, todos los discapacitados tenemos necesidad de trabajar de ser apoyados para tener una mejor vida para ser mejores personas, muchas veces estamos ahí como un mueble encerrados en la casa y el chiste es estar activo para seguir viviendo.

¿Qué  opina de quienes solo están ahí parados con todas sus facultades, en una equina alzando la mano por  unas monedas?  vemos que usted pese a una limitación visual sale a vender, a ganarse el sustento diario.
– Desgraciadamente uno que tiene todas sus facultades es el que le hecha menos ganas, no todos, yo quisiera un ojo de esas personas que no hacen nada para yo poder salir adelante, recobrar  mi vida porque es muy feo esta así amigo, somos muy maltratados discriminados incluso por la misma familia.

Héctor Ricardo Martínez aseguró que continuará con la venta en la via pública, a pesar de que reciba un apoyo asistencial no es suficiente para solventar los gastos de comida, calzado, medicinas y servicios básicos.

JM-El Citadino

Comenta con tu cuenta de Facebook