Metrópoli

Necesario que políticos y funcionarios regresen a dar ayuda a la calle.

Por Liborio Méndez

ALTAMIRA, TAM. (01 de abril de 2020).- En los momentos de crisis como la que está generando la pandemia global del COVID-19, y que obliga a que cientos de familias se queden en sus casas, es necesario que los políticos, como alcaldes y diputados, regresen a las calles donde pidieron los votos, para llevar algún tipo de ayuda.

En distintas colonias de la zona conurbada, la situación económica obliga a las familias a buscar el sustento diario, lo que es más difícil ante la disminución de personas en las calles.

Tal ejemplo como en Altamira, donde el diputado Miguel Gómez Orta y su equipo de trabajo entregó se diversos apoyos de tipo alimenticio.

Al respecto, la señora Inés Silva, reconoció que es momento que los políticos sean solidarios con la gente que más lo necesita, pues recordó que de la ciudadanía dependen.

“Cuando un diputado baja a campo, de alguna manera esta dispuesto a que uno lo cuestione, él sabe a lo que se expone. De alguna manera es correcto, porque si lo quisiera hacer para hago político puede ser contraproducente. Es un momento crucial de mucha necesidad, que baje a campo también ayuda para que la gente les haga peticiones, algún medicamento, hay mucha gente que necesita de ayuda”, opinó.

Es por ello que insistió que, tomando las medidas preventivas de salud necesarias, “deben de regresar a las calles, así como anduvieron pidieron el voto, porque sino es así, nunca los volvemos a ver”.

Por su parte, la representante de la zona centro norte de Altamira, donde cerca se 500 familias se han visto beneficiadas con apoyo alimenticios, Aidee Mar González, recalcó que la ayuda debe de seguir fluyendo sin importar colores políticos.

“La gente está muy agradecida porque después de una campaña es muy complicado que los diputados regresen a los lugares donde se les brindó el apoyo, ver que regresan con ese gesto es algo positivo”.

Recalcó que aquellos servidores que están por elección popular, deben regresar a las calles, “se agradece la ayuda y más en este tipo de carencia, la gente tiene parados sus ingresos, hay gente que recibe un porcentaje de su salario”.

La ciudadana aseveró que no es tiempo de críticas ni malos comentarios en redes sociales, pues quienes de verdad tienen una necesidad prefieren que se junten kilos de arroz, de frijol o productos no perecederos.

“A mi me gustaría que la gente que critica aporte un poco, que vengan y vean la necesidad, también nos arriesgamos, vemos que andan casa por casa también se arriesgan, detrás de un celular puedes decir muchas cosas, es mejor ir a la zona y darte cuenta y observar la necesidad, a la gente le sirve más un kilo de arroz que una mala opinión”, concluyó.

Comenta con tu cuenta de Facebook