Metrópoli Titular

Pensé que iba a morir:  sobreviviente de cáncer

De pronto el miedo se apoderó de ella el diagnóstico era cáncer de mama, el  terror  la invadió y pensó que se iba a morir. Hoy doña María Elena Rivera Estrada  a casi 10 años de haber vencido esta terrible enfermedad se  siente agradecida con Dios, por esta segunda oportunidad que le dio de estar en este mundo y de disfrutar a su familia.

Tiene 65 años, es madre de tres hijas y de un hijo comento qué fue una etapa de su vida en donde enfrentó a su más grande temor, que era el de morir, ya que siempre había escuchado que a todas a quién le daba cáncer no lograban salvar su vida.

Comentó que un día de pronto comenzó a sangrar su  pezón, acudió al IMSS pero le dijeron que no era  nada grave, sin embargo con  esfuerzo logró pagar consulta con un médico particular quién le ordenó hacerse unos estudios inmediatamente y al  anotar que había un problema serio en su salud la mandó con sus exámenes nuevamente al Seguro Social,  para que ya le dieran una atención, en donde se confirmaron sus sospechas.

“Hace 10 años fue cuando me operaron,   el 15 de diciembre voy a cumplir 10 años que logré vencer el cáncer. Gracias a Dios a mi familia, mis hijos, mi esposo, todos me apoyaron”

Reconoció que cuando le dieron la noticia tuvo un inmenso miedo y en lo primero que pensé fue en su familia, afortunadamente dijo desde ese momento recibió todo el apoyo emocional por lo que no dudó ni un segundo en echarle todas las ganas para salir adelante,  fue así como luego de un largo tratamiento  finalmente logró vencer al cáncer.

Ahora dice estar muy contenta y y agradecida con Dios, ella  tiene 9 nietos y 2 bisnietos,  comentó que junto a su esposo e hijos son el  motor para salir adelante.

“Yo pensé que me iba a morir, que no iba a durar pensé en mi familia pero bendito Dios que aquí estoy, soy una sobreviviente. Le eche ganas porque ellos me apoyaron bastante, me dieron ánimo y yo también, confíe  en Dios y ahora aquí estoy”

Doña María Elena Rivera fue una de las beneficiadas con la donación de una prótesis mamaria por parte de la asociación Educáncer, dice que ya durante años había buscado este apoyo sin embargo debido a lo costoso no podía adquirirlo.

“Ya hace como cuatro años me citaron en el Canseco que me la iban a  entregar (prótesis mamaria) vinieron autoridades nos hicieron una entrega simbólica, una cajita, pero luego nos  dijeron que la regresaramos que era simbólico pero que si nos la iban a regalar, pero nunca me la dieron”

En este sentido hizo un llamado a las mujeres para que se practiquen los estudios correspondientes y así detectar de manera oportuna para salvar su vida, mencionó que no es nada fácil pero con la ayuda de la familia y la dedicación lograrán salir adelante así como ella.

“Darles ánimo que aquí no termina todo, hay que echarle ganas a la vida  y salir adelante,  que sigamos adelante que confíen en Dios y que sean fuertes que le eches muchas ganas” finalizó la entrevistada.

Comenta con tu cuenta de Facebook